Entre los protocolos que seguimos para minimizar los riesgos se encuentran: Chequeo de temperatura de cada paciente, cuestionario de preguntas de COVID antes de ingresar a las clínicas, mascarillas que lleva el personal en todo momento, mesas desinfectadas a fondo y todo el equipo utilizado para cada paciente.